Rocamora cortó la sequía con un triunfo agónico sobre Atenas

Rocamora le ganó este sábado 76-75 a Atenas de Carmen de Patagones consiguiendo así un sufrido triunfo para desterrar la racha de cinco caídas consecutivas. El Rojo tuvo pasajes de buen juego pero volvió a pecar de errores propios y así como lo ganó con dos libres de Gary Johnson en el final también pudo haberlo perdido. Johnson, con 23 puntos y 10 rebotes, quedó con los mejores números. Gran noche del base juvenil Baralle, con 22 puntos.

Volvió el festejo al Paccagnella. Y también el desahogo, porque después de un buen primer tiempo en el que se fue ganando por 13 puntos (41-28), Rocamora pasó a perder el dominio del tablero pero esta vez la historia fue diferente a otras noches y pudo quedarse con una victoria clave ante un rival que  venía en levantada y que lo complicó. De hecho Atenas empezó mejor el partido, bien conducido por Etchepare, se escapó por cinco pero después el local desequilibró con triples de Jovanovich y Baralle para quedarse con el primer parcial 19-17.

 

El segundo cuarto el Rojo lo abrió con triple de Pascal y a continuación hubo un buen ingreso de Motley, quien primero la enterró en el aro, después clavó un triple y a más tarde Baralle sumó otro más para sacar una buena diferencia (34-26). Con Motley en sintonía Rocamora se llevó el parcial por 22-11 y se fue tranquilo al descanso largo. El nuevo extranjero del Rojo fue el destacado de ese tramo con 11 puntos en total.

 

A la vuelta de los vestuarios la historia fue otra. Atenas metió un parcial 6-0 para meterse rápidamente en partido nuevamente. Johnson se encargó de sumar los primeros puntos y acto seguido la polenta de Cutley fue decisiva para que el Griego quede a tiro. Un triple de Agostino le permitió a la visita pasar al frente (48-49) y gracias a las corajeadas de Franco Baralle en los tramos finales Rocamora logró seguir adelante (57-56).

 

Motley volvió a ser importante en el comienzo del último cuarto y gracias a sus puntos y los de Johnson el local sacó cinco de ventaja (65-60). Pero no fue suficiente, comenzó a crecer la tarea de King en Atenas y Rocamora marcó mal; tanto a él como a Cutley. Ni siquiera llegó a quedar en penalización el Rojo en el último cuarto. A poco menos de dos minutos para el final Atenas ganaba por cuatro (71-75).

 

El minuto pedido por Varas dio sus frutos. Baralle sumó doble y falta para achicar a uno, después Johnson ganó un rebote tras un tiro de tres de King, Baralle manejó la ofensiva y buscó un triple que no se dio; pero, Johnson ganó el rebote y recibió la falta. Metió los dos libres con dos segundos por jugar y a Atenas no le alcanzó. Fue festejo de Rocamora, sufrido, pero festejo al fin. Llegó cuando más hacía falta y cuando no se podía dejar que se escapara.

 

 

 

Informe: Prensa Rocamora

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *