Parque Sur volvió a quedarse con el clásico

Parque Sur derrotó a Rocamora 80 a 73 en el Gigante en uno de los clásicos que más mantuvo la paridad durante casi todo el partido. Con este triunfo los Sureños clasificaron directamente a los Cuartos de Final de La Liga Argentina, dos fechas antes. Rocamora tendrá una semana clave para salir del fondo de la Conferencia Sur y escaparle al descenso.

Un estadio repleto en el domingo santo presenció un clásico muy parejo en los primeros 20 minutos. Rocamora se fue arriba 22 a 21 en los diez iniciales. Y pasó al frente por primera vez en la última bola, cuando el juvenil Baralle -de destacado partido- clavó un triple. Parque Sur empezó mejor y ese 11-5 en el arranque sería la máxima que tendría el clásico hasta el descanso largo.

En los segundos diez, Parque Sur se fue arriba por lo mismo: un punto, 39-38. Fue la visita el que tomó una distancia de seis en el inicio. Lo mejor de Rocamora lo logró cuando supo encontrar a Jhonson en la pintura. El extranjero fue el goleador del primer tiempo con 18 puntos y 7 rebotes, lo mejor de la cancha. Más la frescura de Baralle y algunas pinceladas de Gandoy. Los Sureños destacaron a Pablo Alderete, con 13 puntos y 3 rebotes en el primer tiempo. Y los pasajes de Elnes Bolling y Agustín Richard para conducir al equipo.

A los dos les costó convertir en el arranque del tercero. Y desde eso llegó el primer triple local en el clásico, de Gori Martínez, en una noche errática de larga distancia. Baralle contestó con otro del lado de enfrente. Todo seguía parejo, cuándo entraba y cuándo no. Momento estelar de Martínez –de gran cuarto- para los dueños de casa. Baralle y Johnson seguían siendo lo mejor de la visita. Y a los últimos diez se fueron con la misma paridad de toda la noche. Parque Sur arriba: 54-51.

O’Garro guardó dos triples consecutivos para el inicio del último parcial. El extranjero, de muy buen juego, levantó el Gigante y Parque Sur sacó la máxima: 60-51, en el amanecer de los últimos diez. Eso empezó a quebrar el clásico. Debió aparecer Jhonson para sostener a Rocamora, junto a Baralle. Desde el regreso tras su lesión, Emiro Hernández Freitez mostró su mejor cara. El venezolano encaró el aro un par de veces y amplió a 11 la diferencia en el tanteador. Parque Sur tenía su mejor momento del partido, rompiendo tanta paridad. Así llegó a los últimos 3’. Pero Motley aumentó su casillero y puso a Rocamora a tiro: 70-66, faltando 2.

Los Sureños lo cerraron con juego, corazón e inteligencia y se volvieron a quedar con el clásico uruguayense en la segunda categoría del país. Fue 80 a 73 con un doble final de Nicolás Giménez. El Sur fue una fiesta durante un largo rato. Se festejó la victoria pero también el último juego de local en esta etapa se coronó con la clasificación directa a los cuartos de final, dos fechas antes. Las Pascuas le sentaron bien al Puerto Viejo.

 

Informe: Prensa Parque Sur

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *